C/ Isabel la Católica 8. (Edificio Condes de Buñol). Despacho 13. 46004 - Valencia     +34 960 141 200 info@grupoaza.com
La compañía valenciana Transportes Alfonso Zamorano, que en la provincia de Valencia es concesionaria de la multinacional DHL, cerró el ejercicio 2008 con una facturación cercana a los 30 millones de euros, lo que supone un descenso de 2,4 millones de euros en la facturación respecto al año anterior.

Al respecto, apuntó que «la disminución de la actividad empresarial en todos los sectores económicos de la Comunidad ha influido directamente en el volumen de tráfico de mercancías que ha experimentado un descenso respecto años anteriores». Sin embargo se trata de «un descenso menor» del previsto a principios de año ya que las cifras alcanzadas en 2008 son mejores que las de 2004 y 2005 y muy similares a las de 2006.

Además en los últimos cuatro meses la compañía, que cuenta con instalaciones en Picanya, Ontinyent y Gandia, tiene una plantilla de 125 trabajadores y unos 140 autónomos y cuenta con una flota de 155 vehículos ha llevado a cabo un proceso de reestructuración de procesos, horarios y jornadas con el objeto de adaptarse el actual volumen de trabajo. Las previsiones indican que el tercer y cuarto trimestre de 2009 se espera «una notable mejoría», según las mismas fuentes.

Por su parte la facturación del consolidado de Grupo AZA alcanzó los 39,9 millones de euros. El Grupo AZA cuenta entre otras compañías con Náutica AZA, Parking AZA y AZA inmuebles. El Grupo también cuenta con participación en sociedades como Boulevard Austria, Z&R Logistic y Mesón Cinco Jotas entre otras.

Para Alfonso Zamorano Aguado, presidente de Grupo AZA, «a pesar del ligero retroceso experimentado por la facturación total del grupo, hemos sabido adaptarnos a la nueva realidad económica y finalizaremos el año con una notable mejoría». Además, destacó que están saliendo «de la crisis de dentro hacia afuera» y que «siempre hemos entendido que las empresas son capaces de dar respuestas internas ante las circunstancias externas sin esperar las ayudas institucionales».